Saltar al contenido

Máquinas de café de cápsulas

Las Mejores Cafeteras Nestle Dolce Gusto

Las Mejores Cafeteras de Capsulas Gourmia

Las Mejores cafeteras Mixpresso del mercado

En vez de usar café molido, las cafeteras de cápsulas utilizan cápsulas pre-envasadas de café sellado que contienen café molido en el interior.

Las cápsulas se perforan cuando se insertan en la máquina, el agua caliente pasa a través de las cápsulas bajo ciertos bares de presión y finalmente, produce una taza de bebida caliente.

Se trata de cafeteras con un sistema de cápsula de fácil uso y que está ganando popularidad en todo el mundo. Esto también podría ser la nueva tendencia de tipos de cafeteras caseras.

¿CÓMO FUNCIONA UNA CAFETERA DE CÁPSULAS?

¿Quieres saber cómo funciona una cafetera de cápsulas? Este tipo de cafeteras poseen un manejo tan simple de cara al usuario, que podemos caer en el error de pensar que su funcionamiento interno es igual de plano. Sin embargo, una cafetera de cápsulas funciona a grandes rasgos de manera muy similar a como lo hacen las cafeteras express: tenemos un paquete compactado de café molido, a través del cual la cafetera inyecta agua a gran presión, lo que provoca que la bebida se vierte inmediatamente en nuestra taza. El proceso es muy rápido y apenas dura unos segundos.

La diferencia fundamental con las cafeteras express es que en estas últimas el café molido debemos servirlo nosotros de antemano, ya sea en el portafiltro o en el molinillo que pueden tener integrado estas máquinas. Por el contrario, en las cafeteras de cápsulas el café ya viene compactado dentro de la cápsula, y no podemos determinar ni su dosis, ni su mezcla, ni su prensado, ni nada. Es todo mucho más automático.

Dicho así, en unas pocas líneas, el proceso parece sencillo… pero si miramos en el interior de las cafeteras, comprobaremos que el mecanismo tiene su complejidad.

En este reportaje queremos mostrarte cómo funciona una cafetera de cápsulas, cuáles son los componentes internos que lo hacen posible, y qué función tiene cada uno de ello.

Componentes de una cafetera de cápsulas

componentes básicos que tiene cualquier cafetera de cápsulas:

  • Un depósito de agua. Normalmente oscila entre los 0.6 litros y 1.5 litros de capacidad. Aquí es donde nosotros echamos el agua que servirá para preparar el café. (1)
  • Una bomba que hace que el agua circule por los conductos internos de la cafetera. La bomba coge el agua del depósito y la envía hacia la caldera. Posteriormente, viaja desde la caldera hacia el exterior. Haciendo un símil con nuestro organismo, la bomba sería como corazón de nuestra cafetera. (2)
  • Una caldera o sistema de calentamiento del agua. Sin ella los cafés no saldrían calientes.
  • Una bomba de presión, situada justo antes de inyectar el agua en la cápsula. Normalmente es de 15 bares o de 19 bares, y es la que provoca que el agua caliente atraviesa a gran velocidad el café de la cápsula. (4)
  • Un inyector a través del cual sale el agua a alta presión. El inyector perfora la cápsula, de modo que el agua atraviesa el interior de la cápsula y sale por el extremo inferior de la misma gozosamente convertido en café. (5)

Distinciones: tipos de cápsulas

A pesar de que todas las cafeteras de cápsulas funcionan igual, cada una de ellas emplea un sistema de cápsulas diferente. Dolce Gusto tiene sus propias cápsulas, Nespresso las suyas, con todas sucede lo mismo. Y las cápsulas de una marca no valen para la cafetera de otra: tienen distinto tamaño, distinto peso, y en ocasiones distintos métodos para que la cafetera las reconozca. En nuestra tienda encontrarás una gran variedad al mejor precio en capsulas para que empieces a disfrutar ahora mismo.

Mantenimiento y limpieza de cafeteras de cápsulas

El mantenimiento básico de una cafetera de cápsulas prácticamente se reduce a la descalcificación periódica y a una limpieza general tanto del depósito como de la boquilla que sirve el café. Esta es una de las grandes ventajas de las cafeteras de cápsulas: suelen ser más limpias y sencillas de mantener que otras.

La descalcificación es el proceso más importante, y debes llevarlo a cabo cada cierto tiempo. Su frecuencia depende de dos factores: el uso de tu cafetera, y la dureza del agua que emplees. Cuantas más veces uses tu cafetera al día, más frecuentemente tendrás que descalcificar. Y cuanto más dura sea el agua con que preparas tus cafés, también.                                                                                                                                     Para que te hagas una idea: en el mejor de los casos (agua blanda, y poco uso de la cafetera) bastará con que la descalcifiquen cada 18 o 24 meses. Por el contrario, si usas agua dura y consumes 3 o 4 cápsulas al día, entonces conviene que descalcificar tu cafetera cada 3 meses como mínimo.

En nuestra tienda encontraras el mejor descalcificador para cafeteras al mejor precio con la mejor oferta.  ¡Recuerda! comprarlo para prolongar la durabilidad de tu cafetera.

Son más los beneficios que la inversión: compra tu  descalcificador eficaz y sin peligro

  • Elimina la cal proveniente del agua del grifo
  • Previene la oxidación